INTERCUN CELEBRA EN ZARAGOZA UNA JORNADA PARA PRESENTAR IDCURA

LA INTERPROFESIONAL CONCLUYE LA RONDA DE PRESENTACIONES DE ESTE GRUPO OPERATIVO CUYO OBJETIVO PRINCIPAL ES BUSCAR SOLUCIONES EFICACES SOBRE EL USO RACIONAL DE ANTIBIÓTICOS EN EL SECTOR CUNÍCOLA

 

Madrid, 30 de septiembre de 2018. Tras las jornadas celebradas en Lalín (Pontevedra), Valencia y León, el pasado 26 de septiembre tuvo lugar en Zaragoza el último encuentro para presentar el Grupo Operativo (G.O.) IDCURA, que ha coordinado la Interprofesional para Impulsar el Sector Cunícola (INTERCUN).

INTERCUN, junto a la Asociación de Veterinarios Especializados en Cunicultura (AVECU) y la Asociación Española de Cunicultura (ASESCU), han sido los promotores del G.O. IDCURA, cuyo principal objetivo es buscar soluciones eficaces que permitan abordar el uso racional de antibióticos en las granjas de conejos.

La Jornada, que se celebró en el salón de actos de la Facultad de Veterinaria de la Universidad de Zaragoza, comenzó con la intervención de Sara Sacristán, representante de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS), que junto con el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA) apoyan los trabajos del G.O. IDCURA.

La intervención de Sara Sacristán versó sobre los retos y avances del Plan Nacional de Reducción de Antibióticos en Cunicultura, que es la “piedra angular” del proyecto innovador que desarrolla IDCURA.

Tras la representante de la AEMPS intervino la directora de INTERCUN, María Luz de Santos, quien en su calidad de coordinadora del G.O. IDCURA habló de las alternativas a la reducción del uso de antibióticos que tienen las granjas de conejos.

Ante un público formado mayoritariamente por cunicultores, De Santos explicó que el proyecto IDCURA pretende identificar soluciones técnicas innovadoras para la explotación, que el criador de conejos pueda seguir como si fuese un catálogo, de manera que le permita compensar los efectos provocados por la reducción del uso de antibióticos. “Se trata de ofrecer al criador de conejos alternativas que le permitan mantener la tasa de mortalidad de sus explotaciones, asegurando también su viabilidad”, añadió la directora de INTERCUN.

Una vez concluida la exposición de María Luz De Santos se dio paso a un debate entre los cunicultores asistentes a la  jornada y los ponentes, que hablaron no sólo de la reducción del uso de antibióticos en cunicultura, sino también de la situación del sector.

A este respecto, y para cerrar esta jornada, la técnico de INTERCUN Sara Cuesta intervino para hablar sobre el sector cunícola español y la actividad de la Interprofesional.

El encuentro concluyó con una degustación de carne de conejo y un vino español, con el que todos los asistentes brindaron por el éxito del proyecto IDCURA.

La Interprofesional para Impulsar el Sector Cunícola (INTERCUN) es una asociación de asociaciones, en la que están representados el 87% de los productores de carne de conejo de España y al 90% de las empresas de transformación – comercialización de esta carne.

Los principales objetivos de INTERCUN son conseguir la máxima calidad en los productos obtenidos y en los procesos de elaboración; informar al consumidor sobre las bondades de la carne de conejo y promocionar su consumo.

La Asociación de Veterinarios Especializados en Cunicultura (AVECU) es una organización de reciente creación y agrupa tanto a veterinarios de campo, como a otros que trabajan en fabricas de piensos y en centros de inseminación, Todos  los veterinarios clínicos tienen también gran conocimiento del uso de antibióticos en cunicultura y de las necesidades reales del sector.

La Asociación Española de Cunicultura (ASESCU) es la rama española de la Asociación Científica Mundial de Cunicultura (WRSA en sus siglas en inglés). Entre sus fines se encuentran favorecer el intercambio de conocimientos y experiencias que contribuyen al progreso de los diversos sectores de la cunicultura.

El G.O. IDCURA se creó en 2018 para buscar soluciones técnicas innovadoras que permitan el uso de antibióticos en cunicultura, eliminando el consumo de aquellos antibióticos considerados críticos para la medicina humana, pero manteniendo el bienestar de los conejos y la rentabilidad de las explotaciones.